Medicina Natural

En esta sección presentaremos tres tipos de medicinas alternativas a la tradicional de Occidente: el Ayurveda y la medicina china.

Ayurveda: se trata de la pseudociencia de curación más antigua del mundo: tiene 5000 años de existencia y es vigente en la actualidad. Procedente de India (en una amalgama de procedimientos y creencias regionales) el Ayurveda es el tratamiento de la salud y no de la enfermedad. No se trata de una medicina que combata lo que está mal sino que se hace parte de la vida del individuo y a través de una alimentación que se adecúa al tipo de sangre, una vida tranquila y serena, la práctica cotidiana de la meditación y los masajes terapéuticos mantiene la salud intacta. También por eso en la actualidad se la llama la "Medicina de la longevidad" dado que muchos de los médicos Ayurveda prometen a sus pacientes una vida sana y muy larga. En la india el Ayurveda comparte su posición con la medicina alopática tradicional.

La medicina china: al igual que el Ayurveda, la medicina china es preventiva y considera a las personas como individuos y no como "enfermos" o "pacientes" como la medicina tradicional. Si bien también se basa en la alimentación y en el estilo de vida, la medicina china tiene sus particularidades que, sorprendentemente, son lo más conocido de ella. Entre los métodos de tratamiento particulares de eta disciplina encontramos la irodología, la reflexología, la acupuntura y la digitopuntura, todas metodologías que apuntan a restablecer la desarmonía de energías YIN/YANG que se consideran causantes del mal.

Estos dos tipos de medicina se basan fuertemente en la dieta de las personas y para muchos occidentales el rigor de este tipo de alimentación resulta difícil de cumplir. En términos generales, se podría decir que el Ayurveda tiene un espectro de alimentos bastante más amplio que la medicina china. Según el tipo de sangre que tenga la persona que lleva adelante la dieta podrá comer carnes, lácteos, frutas y, en general, los condimentos no escasean. En la medicina china puede darse que, al menos al comienzo del tratamiento, lo único que pueda comer una persona sea zapallo hervido, arroz integral y legumbres por supuesto todo esto sin manteca o leche y reemplazando la sal común y corriente por sal marina. No obstante, el rigor especial de la medicina china revela resultados visibles mucho más rápido: a los cuatro o cinco días luego de comenzada la dieta el individuo experimenta un diarrea notoria (aunque no particularmente molesta debido a que no se dan muchas deposiciones sino que la consistencia de las heces es o que varía) y aunque esto sea escatológico es evidencia de un fuerte proceso de desintoxicación del organismo y de limpieza profunda de los intestinos.


©2017 www.lo-natural.com - Todos los derechos reservados.

Productos naturales | Cocina natural | Medicina Natural | Aromaterapia | Yoga | Reflexología | Meditación | Reiki | Feng Shui